¿Sabían ustedes, ladies and gentlemen, que fue la Cooper Underwear Company quien en 1904 inició una importante campaña de marketing para popularizar la camiseta?
“Sin imperdibles, sin botones, no necesitará agujas ni hilo” decía el eslogan de la compañía americana que hacía vender una prenda duradera, cómoda y que al no tener botones no sería necesario saber coser. Pero la camiseta, como prenda interior, no se hizo popular entre los soldados americanos hasta la Primera Guerra Mundial cuando empezaron a utilizarla copiando la versión blanca de los militares europeos y utilizándola en color verde militar para así tapar el pecho bajo el uniforme.

Arrancamos a primeros del siglo XX con sus primeras campañas publicitarias para darla a conocer pero, dicen los arqueólogos que, ya en el antiguo Egipto existía una prenda similar de una sola pieza. En la Edad Media por ejemplo se usaba para evitar el roce de la armadura y en el siglo XVIII, los marineros de los mercantes franceses utilizaban una camiseta a rayas para ser encontrados si caían al mar, curioso, verdad? Un estilo de rayas marineras que la diseñadora Coco Chanel rescataría en el tiempo alargando su manga y dándole un protagonismo dentro de la alta costura francesa.

Estrenada en 1939, ‘El Mago de Oz’ es una de las películas más icónicas del género musical a lo largo de la historia del cine y fue propulsora del origen de la camiseta como producto de marketing, desarrollando la primera camiseta promocional. Por eso son muchas las marcas que, como una conocida marca de ropa española, se han animado este año a crear una camiseta inspirada en la historia de Dorothy, el Espantapájaros, el Hombre de Hojalata y el León Cobarde.

Este nuevo concepto ideado de camiseta hizo que la revista LIFE publicara su primera portada con una camiseta estampada en el año 1942, apareciendo la prenda como todo un símbolo de iconos a seguir. Y por ello, se empiezan a utilizar las primeras camisetas impresas para promocionar la campaña de un gobernador americano. Esto inspiró a su vez a los fenómenos de marketing de la compañía Disney y comenzaron a estampar frases y diseños simples en las camisetas para venderlas como souvenirs, algo que se ha popularizado en gran medida a lo largo de las décadas venideras y es fuente de ingresos para muchos puntos de turismo alrededor del mundo.

A su vez, los grupos de rock como los Rolling Stones y su famosísima “lengua roja”, comenzaron a promocionarse distribuyendo camisetas con logos y todo tipo de mensajes que se vendían a las puertas de sus conciertos y que incrementó mucho más la imagen de esta prenda como icono mega importante dentro del mechan.

Y así, adaptándose con el tiempo a diferentes técnicas de impresión, desde las tintas plastisol, que revolucionaran la industria en la década de los sesenta, pasando por el conocido papel transfer, más tarde la técnica screen hasta la impresión digital directa actual que es el método más ecológico ya que las tintas son a base de agua y no genera desperdicios, esta archi popular prenda cuenta con su propio Día Internacional de la Camiseta desde el año 2008 y, es que este icono de la moda es ya un básico en nuestro día a día para salir de noche, trabajar, hacer deporte e incluso dormir.

Así que ya saben, la camiseta siempre siempre está de moda… customicen a su gusto y sírvanse, hay estilos para todos, lo importante, que logren transmitir con el mensaje que elijan y toquen el corazoncito de su público!

Cristina Álvarez

forma parte del equipo de